Agosto….¿Ciclo natural?

El 7 de junio acudí a realizarme la histeroscopia. Esta vez me acompañó mi sobrina mayor porque siempre te dicen que vayas acompañada por si te mareas, y que tomes un analgésico una hora antes e incluso un tranquilizante. Yo sólo tomé ibuprofeno.

Tardaron bastante en atenderme así que durante la espera hablé con ella de la vida, de las parejas, de su futuro,……. incluso de política. Me encanta escucharla.

Yo estaba relajada porque ya había pasado por esta prueba hacia como un año y aunque me resultó dolorosa, fue soportable. Pero esta vez……¡Por Dios!….¡qué dolor más doloroso!!.

Me tocó la misma doctora que el año anterior que era un encanto. Mientras introducían la camarita por el útero y sentía ese dolor tan agudo que te traspasa, me vieron un pequeño pólipo y aprovecharon para quitármelo y de paso analizarlo. Era minúsculo (apenas 2 mm me dijeron) pero al parecer podía ser el causante de mis sangrados cada vez que comenzaba con los parches de estradiol o con las pastillas de Progynova.

Tengo que reconocer que no me lo esperaba. Pensaba que mi cuerpo, sin saber por qué, esta vez rechazaba la medicación y por eso sangraba, pero no, suele haber alguna explicación para todo y ahí estaba…aunque tuviese un tamaño de sólo 2 mm.

Pasé 20 minutos realmente horrorosos. Son dolores super intensos de regla y además sangré. Cuando me bajé del potro me temblaban las piernas pero sentí el descanso de que ya se había terminado.

Después comí con mi sobrina, donde volvimos a hablar de la vida con todas sus vueltas y giros, y después  algo dolorida y sangrando un poco, me fui a trabajar.

Esta es otra de las cosas que tienen estos tratamientos, que de alguna forma tienes que faltar del trabajo en muchas ocasiones durante algunas horas y hay que recuperarlas, estés como estés, aunque a veces salgas de consulta con la única necesidad de irte a casa.

Me dieron cita para consulta con los resultados el 25 de julio. Yo regresaba el día 23 de vacaciones, así que perfecto. Intentaría desconectar y cargar pilas una vez más en la playa. Este año tocaba conocer Huelva.

El día 25 me dijeron que la biopsia del útero y del pólipo estaban bien, textualmente ponía en el informe:

Canal  endocervical  normal,  cavidad  uterina  normal,  regular,  con  endometrio  secretor,  a  nivel  de  cara  posterior , minimo pólipo de 1­2 mm con aumento de vascularización, ostium normales. Fragmentos de endometrio con glándulas dilatadas con cambios regenerativos sin displasia, hiperplasia ni malignidad.

Me volvieron a citar para el día 1 de agosto y me mandaron una analítica completa porque ya hacía un año que no me la hacían.

El día 1 hicieron una eco vaginal y me dieron los resultados de la analítica donde estaba todo bien. Me indicaron que íbamos a probar con el ciclo natural, que era un poco más pesado porque requiere de mayor control ya que no hay medicación de por medio, sino que, se espera a que mi propio cuerpo se vaya preparando y por eso es algo más lento.

(Os dejo el enlace del blog donde os cuento en qué consiste el ciclo natural: http://infertilidadsincuentosdehadas.com/no-hay-dos-sin-tres-tercera-transferencia-cancelada/).

Mi última regla había sido el 6 de julio, por lo que debía estar a punto de que me bajase de nuevo. Me recetaron Ovitrelle que os recuerdo que esta inyección lo que hace es originar la ovulación del mismo aproximadamente entre 36 y 48 horas después de su administración.

(Os dejo el enlace a la entrada del blog donde os lo explicaba: http://infertilidadsincuentosdehadas.com/gonal-menopur-orgalutran-ovitrelle/).

De este modo, los médicos provocan la ovulación cuando ven a través de ecografías vaginales que el endometrio está preparado naturalmente y se programa la transferencia.

Me volvieron a citar para el día 10 de agosto.

Efectivamente la regla me ha bajado el día 4 de agosto así que en breve os contaré como está yendo todo, a ver si este mes puede ser por fin que me pongan el último embrión de “Invernalia”, que por cierto ¡¡¡es de una punción de hace más de un año!!!. Es un campeón de 5 días y espero que siga tranquilamente vitrificado esperando a que llegue su momento.

¿Os imagináis? La verdad es que suena un poco fuerte, pero si esta vez lo consiguiese, mi pobre pequeñín habría estado un año congelado esperándome….

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *