Mi primera Punción

La noche anterior a la punción ovárica tienes que tomar una cena ligera sobre las 9 de la noche, y sobre las 10 ponerte un enema (…….es algo que odio, yo por lo menos lo paso fatal).

Llegó el día 26 de Marzo y allí estábamos, en la sala de espera mirando la pantalla para ver si salía nuestro número. Yo “muertecita” de miedo. Era mi primera vez y no saber lo que te espera suele generar bastante ansiedad.

Mi contrario tuvo que entregar su muestra de semen en una sala y al poco tiempo me llamaron a mí.

A diferencia de la transferencia de embriones, en la punción no te dejan entrar acompañada. Dentro hay otras chicas que también están esperando a pasar a quirófano o bien que ya les han hecho la punción.

Me sentaron en una silla y vino una enfermera a ponerme una vía. En cuanto la ví, supe que no me pincharía bien. La habían llamado para que subiese de otra planta porque andaban cortos de personal y cuando me fue a poner la vía, le temblaba todo el cuerpo, especialmente las manos.

Efectivamente, no me la colocó bien y salí de allí con la mano super inflamada y con un hematoma tremendo. Eso me duró varios días.

Cuando pasé a quirófano (desnuda sólo con la típica bata verde, el gorro y los patucos) me subí a la camilla y pasó una hora hasta que vinieron a sedarme. Fue la hora más larga de mi vida. Estaba muerta de frío y muerta de hambre (llevaba desde las 9 de la noche del día anterior sin poder comer nada). No sé qué problema hubo, que el médico no llegaba. No hacían nada más que pasar las enfermeras a justificarse.

Por fin llegó mi momento. Me conectaron a un monitor que medía mis pulsaciones, mi nivel de oxígeno, etc y me pusieron la sedación por la vía y una mascarilla. Yo creo que en menos de 5 segundos estaba dormida…..qué placer. A mí que me encanta dormir, que soy una “marmotilla”.

No sé cuánto tiempo pasó pero me despertó la voz de una enfermera diciendo mi nombre y dándome golpecitos en el brazo…….Dios, la hubiese tirado una piedra de haber tenido una en la mano y de haber tenido algo de fuerzas claro, jajajajajaja. Yo sólo quería seguir durmiendo, estaba feliz.

Te dejan un rato en una sala contigua al quirófano, donde hay más chicas en la misma situación. Todas medio dormidas, queriendo seguir en ese estado y las enfermeras queriendo que te despiertes.

A la chica que tenía a mi derecha no le sentó bien la sedación. No paraba de hablar y de decir cosas sin sentido. Empezó a encontrarse mal y a vomitar. Yo estaba como una rosa.

A medida que te vas recuperando te dan un poco de agua para ver qué tal la toleras y si todo va bien, te dan un zumo.

Yo me recuperé en seguida, así que me dijeron que podía marcharme.

Desde la noche de la punción tienes que comenzar a ponerte progesterona. En mi caso eran óvulos vaginales (Progeffik 200 cada 8 horas), pero tengo entendido que a veces la mandan oral y tienen bastantes efectos secundarios, a nivel de náuseas y mareos.

La progesterona vaginal para mí el único inconveniente que tiene es que el cuerpo expulsa lo que no necesita, por lo que tienes que llevar salvaslip todos los días.

Os dejo el enlace de un breve vídeo para que veáis de una forma más gráfica cómo se realiza la punción ovárica: ¿En qué consiste la Punción ovárica?

27 de marzo. El teléfono sonó sobre las 12 de la mañana. De 8 ovocitos que me habían extraído, habían fecundado 7. ¡¡Teníamos 7 embriones !!. Era un número muy bueno.

Nos citaron para el día siguiente a la una del mediodía para realizar la transferencia. Eso quería decir, que los embriones que me iban a poner sólo tenían 2 días.

Se suelen realizar las transferencias de embriones, en día 2, día 3, en día 5 o día 6 (se les denomina blastocistos).

¿Cuáles son las características de los embriones en cada fase de días?

A día 2 de desarrollo, el embrión debe tener 4 células, se les llama blastómeras. Tanto la cantidad de blastómeras como su apariencia, es determinante en la clasificación. Si existen menos de 4 células o muchas más es indicativo de retraso o aceleración del desarrollo.

En día 3 de desarrollo, los embriones de mejor calidad son aquellos que tienen entre 7 y 8 células procedentes de embriones de 4 células en día 2. Se dice que el embrión óptimo en día 3, es aquél que tiene más de 8 células y está compactado o compactando y esa compactación afecta a todo el volumen del embrión.

– Al embrión en día 4 se le llama mórula. En esta etapa se produce la compactación que es el proceso por el cual las células del embrión forman uniones estrechas entre ellas para formar la mórula. Algunos embriones pueden presentar ya en día 3 signos del comienzo de la compactación.

El momento de la compactación da poca información sobre el estado del embrión, porque al haberse compactado todas sus células no es posible observar rasgos distintivos en estos embriones, por eso no se realizan transferencias a día 4.

En día 5 o día 6, nos encontramos ante un blastocisto, el último estadio del desarrollo que tiene lugar en el laboratorio. La formación del blastocisto es indispensable para que pueda tener lugar la implantación del embrión en el útero, por lo que, que lleguen hasta este estado de formación en cultivo, es un buen pronóstico.

Hay estudios que dicen que es mejor transferir embriones de 2-3 días ya que a medida que pasan los días de cultivo en el laboratorio, algunos embriones detienen su desarrollo y ya no son viables. Sin embargo, si se los coloca en el útero, en su entorno natural, sí que puede avanzar su desarrollo y llegar a implantarse.

Pero las transferencias en etapa tan temprana también tienen su parte negativa y es que aunque en principio se haya elegido el embrión con mejores calidades, no hay ninguna garantía de que no vaya a detenerse igualmente en el útero y degenere.

Otros estudios dicen que es mejor llevarlos a “blasto” ya que manteniéndolos en cultivo hasta día 5 ó 6, se consiguen embriones que realmente tienen capacidad de desarrollo, puesto que la mayoría de los embriones “defectuosos”, no son capaces de llegar a los estadios mayores de crecimiento.

Además la transferencia de blastocistos nos acerca más al período o ventana de implantación porque los embriones implantan 6-7 días después de la fecundación.

Yo creo que la primera vez, al menos por la seguridad social, no se la juegan a dejarlos más días en cultivo y prueban primero con embriones de 2-3 días.

embrión

(En un nuevo post os cuento cómo fue mi transferencia de 2 embriones de 2 días)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *