Febrero 2014-Punto de partida

 

Febrero de 2014.

Mi contrario y yo decidimos comenzar la búsqueda. Lo primero que hice fue ir al médico de cabecera para contarle que quería quedarme embarazada. Me mandó una citología, el famoso “Yodocefol” (ácido fólico) y me dijo que tuviese paciencia.
Empecé a leer todas las páginas habidas y por haber sobre cómo quedar embarazada, cuáles eran los días más fértiles, me dí de alta en dos foros que leía a diario y me descargué una aplicación en el móvil para controlar mis reglas.

Casi ná. Me suele gustar tenerlo «casi todo» controlado. Gran error por mi parte.

Ciclo Regular

Cuando empecé a investigar, me sentí un poco tonta porque siempre creí que un ciclo regular, era aquel en el que la regla llegaba cada 28 días exactos.

Mis reglas bajan a los 27, 28, 29, 30 o 31 días, dependiendo del mes. Nadie me había explicado nunca, que un período se considera normal, siempre que la regla haga su aparición desde el día 21 al 35.

Días fértiles

Mi siguiente descubrimiento fue (y por favor no os riáis de mí) que sólo tenemos 5 días fértiles al mes. Así, tal cual. Pero es que hay un día de esos 5 días, que eres la “requeteostia” de fértil, y es el día de la ovulación. Resumiendo, que te puedes quedar embarazada, 2 días antes de ovular, el día que ovulas, y 2 días después.

Pues cuando me enteré de todo esto dije: “¿¿¿¡¡Coooooomooooooooo!!???. Pero esto no puede ser. Llevo media vida poniendo medios para no quedarme embarazada, tomando píldoras anticonceptivas a diario, ¿y ahora resulta que sólo 5 días al mes puedo conseguirlo?. Esto es de locos”.

Leyera las páginas que leyera en internet, parecía que lo que me estaban diciendo era: “mira bonita, tenéis que concentrar toda la pasión en esos 5 días seguidos,…… el resto del mes, no hace falta que os miréis a la cara”.
Encima seguidos, como si fuésemos robots. Lo dicho, era de locos. Por mi parte, la naturaleza aquí tiene un punto negativo, porque ya que sólo son 5 días, al menos los podía haber repartido por el mes para ponerle más emoción.

Una vez que supe esto, lo siguiente fue averiguar cuándo eran mis días fértiles. La teoría dice que en un ciclo de 28 días, la ovulación ocurrirá el día 14 del ciclo. Ya os digo yo, ………que esto no es cierto.
Internet te ofrece cientos de “calculadoras de días fértiles” en los que, rellenado un par de datos, te dice cuál será tu “semana fantástica” y tú día más fértil.

Los datos que te piden normalmente son: el primer día de tu última regla y tu duración del ciclo menstrual. La primera cuestión, la tenemos clara, pero la segunda…..¿cómo sé yo cuánto me va a durar este ciclo?….y aún así lo rellenas,…… venga 29 días, «ni pá ti, ni pá mí».

Aquí os dejo un ejemplo: http://www.gynea.com/calculadoras/dias-fertiles

Pero ignorante de mí, que también desconocía que esto no es una regla exacta, y que puedes ovular el día 12,13……. o el día 18, como era mi caso. Incluso hay algún ciclo en el que podemos no llegar a ovular.

Estadísticas:

A mis 36 añitos de por aquel entonces, estaba aprendiendo mucho. Y ya para rematar, vi un dato importantísimo, que me llenó de optimismo y esperanza jajajajjaja….. A los 31 años de edad, la fertilidad empieza a caer un tres por ciento cada año, hasta los 35, que empieza a descender a una velocidad abismal. A los 40, la probabilidad media por ciclo de que una mujer fecunde es del cinco por ciento.

¿Qué?….. ¿Cómo se os ha quedado el cuerpo?. Total, que si estoy intentando quedarme embarazada y no lo consigo, encima la culpa es mía por haberlo dejado demasiado tiempo. ¡Pues estupendo!.

Por ello, recomiendo a todas aquellas que ya estéis en la barrera de los 35 y llevéis más de 6 meses de búsqueda teniendo relaciones en los días más fértiles, que acudáis al médico sin dudarlo y que comiencen a haceros pruebas. No tengáis miedo y no lo dejéis. El tiempo pasa volando.

tiempo

En mi caso, pasaron 3 meses y nada. En Mayo de 2014, bajo la desesperación más absoluta y la presión de mi madre que no paraba de decirme: «pues hija mía, yo no lo entiendo. Con lo fértiles que somos en esta familia. Mira tu hermana, mira tu prima Fulanita, mira tu prima Menganita, todas se han quedado a la primera», entré en el maravilloso mundo de las tomas de temperaturas, las gráficas y los test de ovulación. Me compré mi termómetro de temperatura basal (Ver post Temperatura Basal) y me leí toooooodas las páginas de internet que hablaban de los cambios en las diferentes fases del mes. Me dí de alta en la página de https://www.proyecto-bebe.es/ donde rellenaba mis gráficas con la temperatura de cada día y los resultados de los test de ovulación. Lo tenía todo bajo control….o eso creía.

P.D: Las frases de mi madre las dejaré para comentar en otro momento, porque merece la pena analizarlas y sacar algo de humor de todas ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *